Cuando se cambia la correa de distribucion

La correa de distribución es una pieza fundamental para el funcionamiento de tu motor, y debe estar en buen estado siempre. Si deseas encontrar los repuestos de la más alta calidad del mercado debes visitar https://www.despiecesde.com/, porque allí encontrarás siempre la mejor relación calidad-precio del mercado.

Sin embargo, muchos conductores no saben cuándo es el momento ideal para hacer el cambio de la correa de distribución. Por esto, te recomiendo que sigas leyendo porque en este post encontrarás toda la información que necesitas para hacer el cambio de forma efectiva.

Momentos para cambiar la correa de distribución

Esta correa es muy importante para el funcionamiento de tu motor, y siempre se recomienda que esté en buen estado. Debes verificar los siguientes puntos para saber si debes cambiarla:

Vida útil

La vida útil de esta pieza se mide en la cantidad de kilómetros recorridos hasta que la correa ya queda inservible. Es vital que tengas claro que esta pieza tiene una durabilidad de 100.000 kilómetros, por lo que debes tener este límite muy presente.

Si la correa de distribución supera este límite, estará desgastada y podría causar accidentes en tu vehículo. En caso de romperse en funcionamiento, se podrían producir graves daños o incluso irreparables al motor de tu vehículo.

Pérdidas de tensión

Son comunes si no llevas el coche a un taller especializado por ahorrar dinero, haciendo que al final gastes más. También pueden presentarse si realizas reparaciones por tu cuenta, en especial las que se encuentran cerca de esta pieza como puede ser el cambio de la bomba de agua.

En todo caso, debes tener muy claro de que esta pieza no podrá recuperar la tensión perdida bajo ninguna circunstancia. Por esto, si deseas que tu motor se siga moviendo, será necesario que hagas el cambio de inmediato para garantizar el funcionamiento.

Fugas en el motor

Las fugas son bastante comunes en el motor, en especial cuando tu vehículo ya tiene unos cuantos años. Esto debido a que las mangueras que conducen los líquidos se van desgastando y permiten que estos líquidos se salgan al motor.

Cada vez que detectes una fuga será necesario que la repares de inmediato, porque así podrás asegurarte de que no tendrás ningún inconveniente. Debes revisar la correa de distribución para asegurarte de que no ha sido afectada, porque en caso de que haya recibido daños, puede ser necesario un cambio de la misma de inmediato.