Quiero reclamar una posible negligencia médica: ¿qué opciones tengo?

reclamar negligencia medica

Lo que muchos no saben es que existen varias opciones a la hora de reclamar negligencia médica. Aunque de todas ellas quizás la más conocida sea la penal, la cual dirige la reclamación frente al facultativo médico en la mayoría de los casos no suele ser la opción más adecuada o la que consiga resarcir los derechos de las víctimas de este tipo de negligencias.

Quizás sea la más famosa por tratarse de la última alternativa y por tanto la más “grave”, la que trasciende a los medios de comunicación y se hace noticia. Ya que las penales suelen implicar negligencias médicas muy graves, a varios médicos u casos muy relevantes.

Todos nos acordaremos de casos como el del médico que practicaba la eutanasia a sus pacientes o los infectados por SIDA tras haber donado sangre.

¿Cuantas vías existen para poner una reclamación por mala praxis? Encontraremos tres vías distintas, civil, la contencioso-administrativa y la penal. Estas tres opciones suponen que  tenemos que saber por cual decantarnos en cada caso, veamos un resumen.

 

Vía civil

Podremos iniciar esta vía cuando la supuesta negligencia médica se haya producido en un hospital o centro de salud PRIVADO. O cuando la  reclamación que queremos hacer es contra la aseguradora del sistema público o  se trata de un hospital  público pero que tiene una gestión privada.

No podemos reclamarle directamente a la Administración si la negligencia ha ocurrido en un centro de salud público.

Mediante esta vía lo que pretenden los pacientes siempre es ver resarcidos sus derechos mediante una indemnización económica.

¿Desventajas? Esta vía supone un gran coste económico, que es la principal razón por la que se echan atrás muchos afectados. Ya que, antes de ver ni un duro, necesitaremos de un procurador, un abogado y contratar a un perito médico  para que nos haga un informe.

 

Reclamación contencioso-administrativa por negligencia médica

Como apuntábamos antes, si no tenemos forma de reclamarle a la aseguradora del centro de salud ya que este es público deberemos dirigir la reclamación frente a la Administración, este será el proceso mediante el que lo haremos.

¿Cuáles serán los pasos a seguir? Deberemos presentar una reclamación patrimonial previa a la vía, normalmente la Administración tiene 6 meses para contestar o emitir una Resolución. En casi el total de los casos no suelen hacerlo y se continúa con el procedimiento judicial esta vez presentando la demanda.

¿Qué se busca conseguir? Lo mismo que en la anterior, en ambos casos NO se busca la inhabilitación del  médico (o médicos implicados) ni una condena de prisión para este.

 

Reclamación penal al médico por mala praxis

Como dijimos al principio este tipo de reclamación es la última opción, debido a que se trata de un procedimiento muy dilatado en el tiempo y en el que por regla general se producen muy pocas condenas favorables.

¿Qué supone esto? Que si el juez decide archivar el caso pero los afectados o el afectado por la negligencia médica quiere seguir adelante tendrá que iniciar una reclamación por vía civil o por responsabilidad patrimonial.

Esto supone una gran demora en la consecución de la  indemnización económica, pero se trata de la única manera de conseguirla inhabilitación del médico o  su ingreso en prisión.

Al contrario que en las vías anteriores mediante esta dará igual si la mala praxis se produjo en un centro privado o en uno público.

 

¿Cuál elegir entonces?

Nuestro consejo es que acudas a un equipo profesional de abogados especialistas en este tipo de casos y con conocimientos y experiencia en reclamar negligencia médica ya que ellos estudiarán cada caso en concreto. Analizarán el informe pericial y juntoa los intereses del demandante (igual no puede o no quiere esperar determinado tiempo) elegirán la vía adecuada para defender sus derechos.

Golf in Marbella – Buenos campos para practicar

golf in marbella

golf in marbella

Piensa en las condiciones perfectas que anhelas para practicar, luego compáralas con el golf en Marbella (golf in Marbella). Clima cálido, seco y soleado; paisajes con áreas abiertas al mar y montañas. Una amplia gama de campos totalmente equipados. Si este es tu deporte, ¿puedes pensar en un mejor lugar en donde jugar?

En esta provincia, encontrarás más de una docena de campos de primera clase con programas que se adaptan a todos los niveles de juego. Si agregas a esto una excelente variedad de hoteles, numerosas atracciones de entretenimiento, deportes acuáticos, buena gastronomía y el encanto típico de las ciudades y pueblos andaluces, no tendrás problemas en decidir tu destino de golf: Marbella.

Prestigio internacional que atrae

Calidad es la palabra que mejor define los campos de la zona. Un ejemplo de esto es el Marbella Club Hotel, Golf Resort & Spa, que fue premiado como el superior en su categoría. Otro a destacar es Las Brisas Royal, cuyo campo es especialmente atractivo para jugadores expertos, que requieren los golpes más precisos.

El prestigio internacional de Marbella en la comunidad del deporte en cuestión, es tan grande, que hay clubes que cuentan con miembros de hasta 20 países diferentes. Cada uno se esmera en mantener sus campos, estos son excepcionales por la diversidad de sus hoyos, lo que hace que cada ronda sea completamente diferente de la anterior. Algunos están cerca del famoso Puerto Banús, un destino habitual del jet set.

También cuenta con el Club La Dama de Noche, como su nombre lo indica, es el único que ofrece la oportunidad de jugar en horas que no son diurnas. Hay muchas facilidades para los interesados. En efecto, la gran variedad de campos de golf lleva a muchos a pensar que Marbella es la capital del deporte.

Principiante o experto, en Marbella lo pasarás genial jugando este deporte. Hay todo tipo de campos de 9 y 18 hoyos. Hay otra posibilidad que te gustará: jugar con vistas al mar Mediterráneo. Una opción perfecta que es imperdonable no aprovecharla. Si te llama la atención, planifica conocer esta provincia que está abierta a complacer a sus turistas, especialmente a los golfistas.