Magia para eventos de empresa

evento

Poder ser capaz de transmitir un mensaje de la manera más adecuada, es decir, consiguiendo que llegue a nuestro público de manera total y profunda, es algo bastante importante y, quizás, por eso, difícil de conseguir. Si, más que el mensaje, la forma de comunicarlo, no es clara, el público objetivo no presta interés, y por tanto, el mensaje será olvidado, si es que alguien realmente lo retuvo por un instante… el peor fracaso en comunicación.

Hoy en día, estamos acostumbrados a leer el móvil y ver páginas de Internet de una forma, llamemos, “diagonal”, de tal manera que nos quedamos con lo que nos parece lo importante, un 10% del texto, como mucho. Así, vamos devorando información sin digerir lo que leemos. Por regla general, al final solo se recuerda lo que impacta de alguna manera, de ahí los famosos vídeos virales y demás que circulan en la red.

Aquí aparece la magia o la magia para eventos, si la vemos no como un juego de niños sino como una herramienta de comunicación de lo más potente, tendremos una manera de diferenciarnos de lo aburrido, de impactar, y por tanto de ser recordados, habremos logrado nuestro objetivo.