Diferentes usos para una pantalla en un evento

El alquiler de pantallas LED para eventos se ha convertido en un must sin el cual la reunión pierde fuerza comunicativa y retentiva, por lo que debe formar parte del material obligado a la hora de configurar la puesta en escena. Pero no debemos caer en el error de limitar la función de la pantalla a un espejo donde reflejar nuestro mensaje, al igual que su hábitat no se debe limitar a salas o stands… Son numerosas las posibilidades y el provecho que se le puede sacar a una pantalla en un evento. Os mostramos algunos usos.

Imagen: digitalav.com

 

Pantallas informativas

Es el uso más básico pero no por ello menos necesario o llamativo. Se pueden situar desde el interior de donde se celebra, para ayudar a que aquellos que tengan una visión reducida debido a la presencia de un público numeroso, como desde el exterior, para que aquellos que no puedan asistir no pierdan detalle o como reclamo de lo que allí está sucediendo.

Dentro de su función informativa, las pantallas también sirven como cartelería o paneles donde transmitir un mensaje fijo en bucle (un texto, una  programación etc.) o información interactiva, actualizada al momento gracias a las conexiones con internet o incluyendo nuevas tecnologías como la realidad aumentada.

 

Pantallas promocionales

En la línea del último uso indicado, son aquellas pantallas que se usan en sustitución a la clásica cartelería o anuncios fijos, aportándole el extra multimedia que resulta más atrayente que simplemente una buena iluminación.

Dando un paso más allá, podemos incluir tecnología táctil en este tipo de pantallas para no sólo llamar aún más la atención del espectador, sino también para retenerlo y estimularlo con el mensaje que deseemos transmitirle.

 

Pantallas como escenografía

El uso decorativo también puede formar parte de la versatilidad de las pantallas. Gracias a que cada vez las fabrican con un marco más fino que permite la perfecta integración y ensamblaje de la imagen sin que se perciba directamente la frontera entre unas y otras, podemos realizar formas llamativas que configuren la totalidad de la imagen, sin limitarnos simplemente a la cuadrada o rectangular.

Formas piramidales, en zigzag o integrándose en el escenario siguiendo sus formas son algunos ejemplos de la versatilidad y las posibilidad que una pantalla puede ofrecer para integrarse en el entorno destacando sin quitar protagonismo a lo expuesto.

 

Pantallas como reclamo

Una pantalla bien situada puede actuar como marcador y como reclamo de lo que queremos publicitar o informar.

Es el caso de las pantallas que situamos en marquesinas o en stands de altura, que en ferias donde la asistencia de público es masiva, sirven para destacar frente a nuestro entorno y atraer a los asistentes hacia nuestro espacio.